El blog de María Isabel Redondo.
Cita: de estos aires nunca se preocupa uno desde el valle.
Imagen: una niña sentada en un valle. A su espalda está el mar y, más allá, una montaña azul en cuya cima brilla una estrella.

Imagen:La niña se ha puesto de pie, y ahora mira hacia el mar, la cumbre y la estrella.

jueves, 18 de abril de 2019

Cardeña

Dejé la huella de mis pasos quedos,
el aura de mi pelo destrenzado
y mi oración de niña sin palabras
que aún no sabe rezar un mal rosario.

Entre las huertas que cuidan los monjes,
en el coro que es nido de los cantos,
apiádate de mí, Madre del alma,
cobíjame también bajo tu manto.

miércoles, 17 de abril de 2019

Santa Georgina

Apagó las danzas,
segó las estrellas,
derribó los puentes
hacia la esperanza.

Pesó en la balanza
de las alegrías
la noche y el día,
lo que es importante.

Me mató  un instante.
Morí de amargura.
Resucité entera.
Caminé segura.

Vestí mi armadura,
icé mi estandarte.
Con escudo y lanza
seguiré adelante.

martes, 16 de abril de 2019

Canción para Gonzalo

El mundo será de colores,
la luz un juguete de tu caja nueva,
el sol un compinche de tus aventuras,
tu faro una estrella.

Y la luna blanca tocará de noche
cascabeles albos para que te duermas,
y las campanillas que habitan los prados
cantarán canciones de lavanda y menta.

Tus manos serán mariposas
rozando la seda de una rosa fresca.
Probar con tu lengua a qué saben las olas,
jugar con la arena…

Y será la vida tu mejor regalo
con sus mil caminos y sus mil veredas.
Salvarás princesas, matarás dragones.
Tu lanza y tu escudo para recorrerla.

martes, 9 de abril de 2019

En el bendito cuenco de tus manos

En el bendito cuenco de tus manos,
donde duermen su sueño las estrellas que mueren,
acoge Tú los versos que no vieron la luz,
las canciones que nunca se cantaron,
nuestros dibujos que se llevó el viento…
Porque es grande  tu cuenco y en tus manos de Padre
caben las mil semillas de trigales y mundos
y la totalidad de nuestras pobres almas.

jueves, 14 de marzo de 2019

Te llevo en mi mochila

A Mary_Luz

Te llevo en mi mochila
junto al ordenador que narra cuentos
y recita poemas.
Llevo tu corazón como acerico
de terciopelo rojo desgastado.
Llevo conmigo
las tres islas azules
que se veían desde tu terraza,
tu jazmín florecido
y tu cuarto encantado,
y llevo tu oración por el camino,
bendición de mis pasos.

martes, 12 de marzo de 2019

Trabajo en los versos urdiendo palabras

Trabajo en los versos urdiendo palabras,
tramando poemas, hilando la luz,
pintando en un canto la espuma marina
que guarda un secreto de verde y azul.

Girando la rueca conjuro colores,
hilvano los últimos rayos de sol.
Feliz lanzadera. Me quedan las rosas
que vivas por siempre mi infancia guardó.

El último destello

El último destello
de sol:
gota de oro,
apenas un instante,
para guardarlo, luz,
dentro de un relicario
de cristal de rocío,
copo de nieve,
estrella de Nadal,
y beber de su copa la sidra
ahora que el terciopelo de la noche
me envuelve para siempre.